El Ayuntamiento de Málaga vuelve un año más a congelar sus principales tributos y mantiene su política de moderación fiscal.

02/03/2018

Estas ordenanzas reguladoras de tributos y precio públicos mantienen, además, todos los beneficios fiscales, entre ellos el Reglamento de Ayudas al IBI en vigor desde hace 17 años para favorecer a los colectivos con menos recursos.


La Junta de Gobierno Local ha aprobado los anteproyectos de las ordenanzas 7, 42, 54, 55 y 57 reguladoras de tributos y precios públicos del Ayuntamiento de Málaga congelados desde el año 2009. Además, estas nuevas ordenanzas mantienen el esfuerzo y los beneficios fiscales para la reducción de la presión fiscal ayudando con ello a los colectivos más desfavorecidos a cumplir con sus obligaciones tributarias, como viene sucediendo desde hace 17 años. Entre las que destacan las ayudas al pago del IBI dirigidas a las familias malagueñas, de forma potestativa, y que se seguirán manteniendo a lo largo de este año 2018.

Para leer la noticia completa pulsar aquí.