Inicio | Gestiones / Trámites > Información sobre tramitación del levantamiento de una traba en saldos de cuenta corriente.

Información sobre tramitación del levantamiento de una traba en saldos de cuenta corriente.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA LA TRAMITACIÓN DEL LEVANTAMIENTO DE UNA TRABA EN SALDOS DE CUENTA CORRIENTE

Al amparo de lo dispuesto en el art. 171.3 de la Ley 58/2003, General Tributaria.

 SE DEBE DE APORTAR:

  • JUSTIFICANTE que acredite que el ingreso que motiva el saldo que ha sido embargado, se debe a: salario, pensión o prestación por desempleo. Documentos que lo acreditan:

1. Nómina o certificado del órgano pagador.
2. Justificante bancario del ingreso, siempre que quede acreditada la naturaleza del mismo (salario, pensión, desempleo)

 

  • DOCUMENTO BANCARIO donde se puedan comprobar los movimientos de la cuenta corriente de los dos meses anteriores a la fecha en la que se ordena el embargo.


Es imprescindible para ser atendido en Gestión Tributaria en relación a este trámite la aportación de ambos documentos.

 

LEGISLACIÓN APLICABLE

Art. 171.3 de la Ley 58/2003, General Tributaria y 607 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil.
 
Cuando en la cuenta afectada por el embargo se efectúe habitualmente el abono de sueldos, salarios o pensiones, deberán respetarse las siguientes limitaciones:
 
1. Es inembargable el salario, sueldo, pensión, retribución o su equivalente, que no exceda de la cuantía señalada para el salario mínimo interprofesional.
 
2. Los salarios, sueldos, jornales, retribuciones o pensiones que sean superiores al salario mínimo interprofesional se embargarán conforme a esta escala:
 
  • Para la primera cuantía adicional hasta la que suponga el importe del doble del salario mínimo interprofesional, el 30 por 100.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un tercer salario mínimo interprofesional, el 50 por 100.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un cuarto salario mínimo interprofesional, el 60 por 100.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto salario mínimo interprofesional, el 75 por 100.
  • Para cualquier cantidad que exceda de la anterior cuantía, el 90 por 100.
 
Si el ejecutado es beneficiario de más de una percepción, se acumularán todas ellas para deducir una sola vez la parte inembargable. Igualmente serán acumulables los salarios, sueldos y pensiones, retribuciones o equivalentes de los cónyuges cuando el régimen económico que les rija no sea el de separación de bienes y rentas de toda clase.
 
Si los salarios, sueldos, pensiones o retribuciones estuvieron gravados con descuentos permanentes o transitorios de carácter público, en razón de la legislación fiscal, tributaria o de Seguridad Social, la cantidad líquida que percibiera el ejecutado, deducidos éstos, será la que sirva de tipo para regular el embargo.
 
Los anteriores apartados serán de aplicación a los ingresos procedentes de actividades profesionales y mercantiles autónomas.